Calabaza: Propiedades y recetas

  Publicado el   por   Sin comentarios

Beneficios calabaza

La calabaza pertenece a la familia de las Cucurbitáceas y es un fruto en baya de la calabacera. Pertenecen también a esta familia el melón, la sandía, el calabacín o el pepino y suelen ser plantas rastreras, trepadoras o herbáceas.

Un dato característico de las calabazas es que suelen tener la corteza bastante dura, pero una pulpa con bastante cantidad de agua, dependiendo de la variedad.

En este mes encontramos las variedades propias del invierno, que suelen durar más que las de verano, ya que contienen menor proporción de agua. Tanto es así que suelen conservarse bastante tiempo, hasta seis meses.

A la hora de seleccionarlas es importante fijarse en que tienen la piel intacta y escoger piezas firmes. También es importante elegir las que conserven el pedúnculo, ya que así conservan mejor la humedad.

Propiedades de la calabaza

Calabaza propiedades

Calabaza Calabaza hervida
Porción comestible 70 100
Agua (g) 90 95
Kcal 27 12
Proteína (g) 1.3 0.6
Grasa total (g) 0.25 0.15
Hidratos de carbono (g) 5.4 2.1
Fibra (g) 1.5 0.5
Sodio (mg) Trazas 76
Potasio (mg) 130 84
Calcio (mg) 29 23
Magnesio (mg) 10 7
Fósforo (mg) 19 15
Cloro (mg) 37
Folatos (µg) 10 10
Vitamina C (mg) 14 7
Vitamina A (µg Eq) 75 159.17
Vitamina E (mg) 1.06 1.06
Extracto de la tabla de composición de alimentos de José Mataix Verdú (ed.)

Como podéis ver en la tabla, el componente mayoritario de la calabaza es el agua, lógicamente cuando está hervida absorbe más agua, por eso el porcentaje es mayor. Tiene muy pocos hidratos de carbono, aporta muy pocas proteínas y el contenido graso casi no se aprecia. Es por eso que aporta muy pocas calorías, por eso está recomendada en todo tipo de dietas. Si la comparamos con la patata aporta menos almidón y menos calorías, con lo que es muy recomendable sustituir de vez en cuando en platos que habitualmente se cocinan con patata.

En la tabla también se aprecia la cantidad de fibra que contiene, que aunque no es elevada, contiene mucílagos, que son un tipo de fibra soluble que ayuda al tránsito intestinal y suaviza las mucosas.

El contenido en sodio es escasísimo, por lo que es muy recomendable para hipertensos. Es cierto que la calabaza es un poco dulce y que a muchas personas no les agrada y suelen echar mucha sal para preparar una crema por ejemplo, pero un poquito de pimienta puede ayudar a darle carácter a la crema sin necesidad de añadir sal.

Su contenido en potasio es importante para la actividad muscular normal, para la transmisión y generación del impulso nervioso y ayuda al equilibrio osmótico de las células.

Para personas con insuficiencia renal es conveniente consumirla hervida mejor que asada y si se realizan un par de cocciones cambiando el agua, se ayudará a eliminar la mayor parte del potasio.

El aporte de calcio aunque es relevante, no tiene la misma asimilación que el calcio de origen animal.

Aporta fósforo y magnesio, importantes en la formación de dientes y huesos, pero también intervienen en el tejido nervioso.

En cuanto al contenido vitamínico, sobresale el beta-caroteno o provitamina A y la vitamina E.   Éstas son vitaminas liposolubles, que normalmente resisten la cocción, por eso podéis observar en la tabla, que en la calabaza cocida no solo se mantiene la vitamina E, sino que además, aumenta la cantidad de vitamina A en un poco más del doble. La cocción es la responsable de este dato, ya que aumenta la biodisponibilidad de la vitamina A. Antioxidante y fundamental para la visión, la salud del cabello, la piel y las mucosas de nuestro organismo y el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

En cuanto a las vitaminas hidrosolubles que contiene la calabaza, sobresalen los folatos y la vitamina C, también contiene otras vitaminas del grupo B, pero en cantidades escasas.

Estas vitaminas tienen acción antioxidante, y la vitamina C concretamente favorece la absorción del hierro de los alimentos.

Recetas con calabaza

Calabaza recetas

La piel dura de la calabaza suele ser freno para muchas personas que la compran ya pelada, esto es un error, puesto que con una precocción puedes hacer que la piel salga con mucha facilidad. Puedes hornear la calabaza entera con algunas incisiones a 200ºC durante 15-20 minutos o bien cocinarla 3-4 minutos en el microondas (siempre con ciertas incisiones para evitar que reviente). De esta forma te será muy sencillo pelarla con un pelador o con el cuchillo. Después sólo tienes que trocearla y cocinarla como gustes.

Si tienes mucha calabaza y quieres congelarla, te aconsejo que previamente la escaldes en agua hirviendo, de esta manera se mantendrán mejor sus características organolépticas cuando se descongele.

La calabaza tiene tantas posibilidades como nos permita nuestra imaginación. De las más clásicas están la crema de calabaza, ideal para una cena, la calabaza asada deliciosa para una merienda, desayuno o postre… pero si quieres ampliar el abanico de posibilidades, puedes utilizarla para sustituir la patata en un cocido o en las lentejas, también está deliciosa en potajes de garbanzos o la calabaza especiada para guarnición.

En cuanto a postres puedes preparar bizcochos, tartas de queso, flanes, natillas, galletas, panes de calabaza. Hay que tener en cuenta que aunque los prepares con este fantástico alimento, si son postres hay que tomarlos con moderación.

Poco a poco iremos mostrándote todas estas recetas para que aproveches al máximo las virtudes de este alimento de temporada.

Categorías: Blog, Nutrialimentos

Autor: Geles

Mi nombre es MªÁngeles Cano Villalba, pero llámame Geles. Soy Dietista-nutricionista y cocinera aficionada. En Natural Castelló voy a ayudarte a cuidar tu alimentación y tu salud.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los pedidos realizados entre el 24 de julio y el 15 de agosto, se entregarán a partir del 16 de agosto. Disculpen las molestias.