Receta Halloween

Cerebros sangrientos de tarta de queso

GelesPor Geles    ,   ,

octubre 29, 2015

0.0 0

¿Cómo reaccionarías si te pusieran de postre un cerebro sangriento? Si eres Hannibal Lecter estarías encantado, pero como te de apuro ver sangre…un postre muy divertido para Halloween que es ni más ni menos que una tarta de queso.

  • Tiempo prep.: 1 hr
  • Tiempo coción: 25 mins
  • 1 hr

    25 mins

    1 hr 25 mins

  • Comensales: 6 raciones
Receta Halloween

Ingredientes

300g de queso de untar

250g de nata para montar 35%

5 hojas de gelatina

50g de Castevia 1:1

Para el crujiente:

30g de avena

40g de harina integral de espelta ecológica

40g de mantequilla ecológica a temperatura ambiente

30g de Castevia 1:1

Para el sirope de fresa:

150g de fresas (las mías congeladas)

25g de azúcar integral de caña

Instrucciones

Mezcla todos los ingredientes del crujiente con las manos, intentando formar una especie de arena.

Dispón la mezcla sobre un papel vegetal y hornea 10-12 minutos a 170ºC.

Remueve a los 6 minutos para que se dore por igual.

Saca del horno para que se enfríe el crujiente y reserva.

Prepara el sirope de fresa.

Dispón las fresas en un cazo con el azúcar y cuece 8-10 minutos. Apaga el fuego y tritura con la batidora.

Cuela con la ayuda de un colador para quitar las semillas. Reserva en un bol.

Pon a remojo en agua fría las hojas de gelatina.

Separa unos 75ml de nata y monta el resto con unas varillas.

Sin limpiar las varillas bate el queso para que quede cremoso.

Calienta la nata que habías reservado en el microondas durante 1 minuto.

Escurre las hojas de gelatina y añádelas, remueve bien hasta que desaparezcan. Incorpora la stevia y mezcla bien.

Junta el queso con la nata que lleva la gelatina y mezcla hasta que quede homogéneo.

Ahora ve añadiendo con cuidado la nata con movimientos envolventes.

Separa la mitad de la mezcla e incorpora una cucharada de sirope, te quedará una crema espesa de un color un poco más rosa; métela en una manga pastelera con boquilla redonda pequeña. Esta crema nos servirá para hacer la parte exterior del cerebro.

La otra parte de la crema métela en otra manga pastelera pero con boquilla más grande redonda.

Guarda en la nevera ambas preparaciones durante unos 15 minutos para que coja consistencia.

Montaje de los cerebros

En un platito dispón con la manga pastelera de la crema blanca una elíptica, es decir un círculo achatado con dos niveles. En el centro dispón una cucharadita del crujiente de avena, para llenar el centro.

Tapa con más crema formando círculos cada vez más pequeños, hasta taparlo por completo. Tiene que quedar parecido a un cerebro pero sin la parte exterior.

Después con la manga pastelera de crema rosa haz los dibujos que suelen tener los cerebros, no hace falta que siga un orden y si es posible deja en la parte central a lo largo, un hueco. Mira la foto y si no te sirve como ejemplo, busca la foto de un cerebro.

Haz así todos los cerebros.

Coge 2 cucharadas grandes de sirope y añádele 3 cucharadas de agua y bate bien. Tiene que quedar con una consistencia más líquida.

Reparte con cuidado por encima de los cerebros y lleva al frigorífico para que se enfríen del todo, al menos un par de horas.

Receta de tarta de queso para Halloween

Aunque veas que en el nivel de dificultad pongo alto, en realidad no lo es tanto, es bastante laborioso, porque tienes que trabajar con la manga con un pelín de precisión para imitar el cerebro, pero de verdad que se hace el montaje bastante rápido. Una vez haces uno el resto salen sin pensar.

Es un postre para tomarlo con moderación, de hecho os recomiendo compartir cada ración que sale, porque es demasiado para una sola persona, o bien te comes la mitad un día y al siguiente la otra mitad.

Creo que hacer raciones individuales es más pesado porque tendrías que hacer cerebros muy pequeñitos, pero eso lo dejo a tu elección. Piensa que los platitos que he utilizado son de las tazas del café, pero aún así cabe una ración de más de 150g, con lo que para una persona es demasiado.

Propiedades de esta receta para Halloween

Esta receta de tarta de queso no está recomendada para personas con problemas de colesterol, hipertrigleceridemias o problemas cardiovasculares, ya que como veis en la tabla, es un poco alta en grasas y claro está, son saturadas la mayoría, porque vienen del queso y la mantequilla. Así que llevad cuidado.

Son aptos para diabéticos porque está hecho la mayor parte con stevia, sólo lleva un poco de azúcar en el sirope. Pero los diabéticos también tienen que controlar las grasas, así que un poquito de prudencia.

Aporta una muy buena cantidad de calcio y vitamina D provenientes en su mayoría del queso y la mantequilla.

Tiene una cantidad mínima de fibra que aporta el crujiente de avena y espelta, que por cierto, os sobrará un poco, pero lo podéis utilizar para añadir a un yogur en una merienda o a una macedonia con frutos secos.

También os sobrará sirope que podéis utilizar también en un yogur sin azúcar y le da un sabor a fresas magnífico.

Hoy porque os presento este postre para Halloween, pero cuando quieras preparar la tarta de queso, puedes hacerlo en vasitos individuales poniendo el crujiente en la base, después la capa de crema de queso y después un poco de sirope de fresa, quedan preciosos y son muy cómodos de comer y de transportar.

00:00

Datos nutricionales

Tamaño de la ración6 raciones
Calorías405.4 Kcal
Proteina12 gr
Colesterol60.3 mg
Grasa total31.3 gr
Carbohidratos19.7 gr
Fibra1.2

0 Valoraciones

Todos los datos y la selección de estrellas son necesarios para subir una valoración.