Pizza de espelta integral

Pizza de espelta integral con espinacas y queso de cabra

GelesPor Geles    ,   ,

enero 21, 2016

0.0 0

Una pizza no tiene porqué ser una mala comida, si gestionas bien los ingredientes, controlando las cantidades y acompañando de una buena verdura, es un plato ideal y muy rico.

  • Tiempo prep.: 15 mins
  • Tiempo coción: 15 mins
  • 15 mins

    15 mins

    30 mins

  • Comensales: 4 raciones
Pizza de espelta integral

Ingredientes

300g de harina integral de espelta

190ml de agua

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

7g de levadura prensada

1 cucharadita de sal

50g de espinacas

50g de cebolla

¼ de manzana verde

40g de queso de cabra

2 cucharadas de tomate frito

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

70g de 4 quesos rallado

Pimienta negra

Instrucciones

Disuelve la levadura en el agua tibia, añade el aceite y la harina con la sal. Amasa todo durante 10 minutos.

Haz una bola, introdúcela en un bol grande y tapa con un paño.

Deja fermentar durante 1 hora en un sitio templado y sin corrientes de aire. Tiene que doblar el volumen.

Pasado el tiempo quita el aire a la masa y divídela en dos, formando un par de bolas. Tapa y deja reposar 5 minutos.

Precalienta el horno 250ºC arriba y abajo.

Espolvorea un poco de harina de espelta sobre la encima y extiende una de las masas con ayuda de un rodillo.

Dispón la masa extendida sobre una bandeja para pizza, de las agujereadas, si no, sobre la bandeja del horno o sobre un papel vegetal.

Echa el tomate frito y extiende con una cuchara.

Reparte el queso rallado; corta en juliana la cebolla y repártela por la pizza.

Añade las hojas de espinaca y el queso de cabra.

Por último corta en láminas la manzana y repártela también.

Espolvorea un poquito de pimienta negra y riega con un hilillo de aceite.

Dispón la bandeja de la pizza sobre la base del horno, para que se quede muy crujiente la base de la pizza.

Hornea 10-12 minutos, dependiendo de la potencia de tu horno, a los 5 minutos de haber introducido la pizza, pon solo el calor abajo, así evitaremos que se queme.

Saca, corta y sirve.

Receta de pizza de espelta integral

Y ahora te preguntarás ¿qué hago con la otra bola de masa? Pues es fácil, extiéndela igual que has hecho con la otra pizza, cúbrela con el tomate frito y congélala en la misma bandeja de la pizza. Cuando esté congelada, lo verás porque queda muy tiesa, sácala del congelador y envuelve con film de plástico. Así ya la puedes volver a congelar y tendrás siempre una base de pizza casera lista para poner los ingredientes que más te gusten. Yo en ocasiones he llegado a duplicar las cantidades y he preparado 4 bases de pizza, una la consumo en el mismo día que la preparo y así en el congelador tengo preparadas 3 bases de pizza. Si un día aparecen los amigos de sorpresa, siempre tienes una cena apañada.

A mí me gusta prepararme las pizzas con harina integral, pero si la prefieres con una harina normal de trigo, no hay problema, la masa sale igual de rica, eso sí con menos cantidad de fibra. Puedes combinar también varias harinas integrales o no para conseguir diferentes bases. Un truco que le da un sabor especial es añadir a la masa una buena cucharada de orégano, así desprende un olor fantástico y tiene un sabor más rico si cabe.

Yo soy de la opinión de que menos es más para una pizza, me gusta poner los ingredientes justos, que no esté recargada. De esta forma conseguiremos apreciar mejor el sabor de la base y de cada uno de los ingredientes que añadamos a la pizza.

La forma que le des a la pizza no es importante, puedes hacerla cuadrada, redonda o como más te guste.

Una idea muy buena es preparar pizzas individuales, pesando previamente la masa antes de darle forma y así puedes poner a cada comensal su propia pizza. Esto viene bien cuando sabes que alguno de tus invitados tiene intolerancia o aprensión hacia algún alimento. Por ejemplo, si sabes que a un amigo no le gusta la cebolla, pues le preparas su pizza sin ella, o si un amigo tiene intolerancia a la lactosa puedes comprar un queso rallado sin lactosa, le encantará.

¿Cuánta pizza puedo comer?

Para hacerte una idea de cuál es la ración idónea para ti de pizza, calcula que una pizza tiene 250g de masa, eso equivale a una barra de pan. Si habitualmente cuando te preparas un bocadillo te lo haces con un cuarto de barra, eso son 62g aproximadamente, pues con 2/8 de la pizza, tendrás el equivalente a ese medio bocadillo. Si normalmente te preparas ½ barra de pan para el bocadillo, pues con media pizza también te apañarás bien.

Si cortas la pizza en 8 trozos, te saldrán 4 raciones, por cada 2 trozos aportas casi 5g de fibra, es una muy buena cantidad, sobre todo si hay problemas de estreñimiento.

Si eres diabético considera que una ración aporta casi 3 raciones de hidratos de carbono, así que según lo que necesites, calcula tu porción ideal.

Acompaña tu pizza de una ración de verdura, piensa que la cantidad que lleva de verdura es ínfima para las necesidades de una ingesta, así que o bien acompañas de una buena ensalada o de una verdura cocinada son el mejor acompañamiento para esta pizza.

00:00

Datos nutricionales

Tamaño de la ración4 raciones
Calorías327 Kcal
Proteina10.7 gr
Colesterol19.2
Grasa total17.9 gr
Carbohidratos27.9 gr
Fibra4.8

0 Valoraciones

Todos los datos y la selección de estrellas son necesarios para subir una valoración.